¿Embarazada? Pregúntale a la fisio. Parte III

EPI-NO

En esta entrada, la tercera ya de la serie “¿Embarazada?. Pregúntale a la fisio”, vamos a hablar de otra de las herramientas que tenemos para reducir el riesgo de episiotomía.

En esta ocasión hablaremos del Epi-No. A veces, creemos que cuanto más sofisticadas y más caras son las herramientas, mejores resultados vamos a tener.Yo misma me sorprendí, al ver lo simple que era el Epi-No (que por ser simple, hasta el nombre lo es), y lo versátil y útil que puede resultar.

Este aparato no es más que un “globo” conectado a una “perita” mediante tubo. Con la pera, vamos metiendo poco a poco aire en el globo, de manera que conseguimos un aumento progresivo del volumen del mismo.

Fuente: http://www.epino.de/uploads/pics/Epino3D_01.jpg

Fuente: http://www.epino.de/uploads/pics/Epino3D_01.jpg

Si introducimos el globo en la vagina y lo vamos inflando, el periné se dilatará poco a poco y se adaptará a esta tensión, de modo que cuando llegue el momento del parto, la tensión no le pillará “por sorpresa”. Se recomienda realizar el entrenamiento con Epi-no, después del masaje perineal, pues es cuando los tejidos están más relajados.

Además de esta función, en la consulta utilizamos el Epi-no, para realizar “simulacros de parto”, de modo que será la propia mamá la que expulse el balón, entrenando así los pujos, las respiraciones o los movimientos que le resultan más eficientes. Estos ensayos, nos serán de gran utilidad para todos los partos, pero servirán especialmente a las mujeres que decidan ponerse la epidural, pues al ponerla perdemos la sensibilidad y las sensaciones que provienen de nuestro cuerpo, y por lo tanto resultará más difícil saber hacia donde dirigir el empuje. Esta dificultad se verá atenuada si tenemos un entrenamiento previo.

 Fuente: https://www.bevallenzonderzorgen.nl/product/epi-no-delphine-geboortetrainer/

Fuente: https://www.bevallenzonderzorgen.nl/product/epi-no-delphine-geboortetrainer/

Aun hay más ventajas, el aparato lleva un instrumento que mide la presión que ejercemos con nuestros músculos del suelo pélvico, así que es un perfecto biofeedback para saber como trabaja nuestra musculatura.

Pero si hay algo que destaque especialmente del Epi-No, no es tanto el entrenamiento del cuerpo, sino el de la mente. Es una gran manera de demostrar que sabéis y que podeis parir, por puro instinto, y que “por ahí” si que cabe la cabeza de un bebé.

La frase más repetida durante las sesiones de trabajo es: –¿Tan hinchado estaba esta vez?, y mi respuesta siempre es la misma:

-“Si has podido hacerlo ahora, “en frío”, imagínate cuando estén actuando sobre ti todas las hormonas del parto y cuando lo que tengas que expulsar no sea un globo, sino a tu bebé”

Esto da mucha tranquilidad y confianza a la hora de enfrentarse a algo, que culturalmente se ha considerado como traumático, pero que poco a poco va considerandose como un proceso fisiológico más de la mujer.

Si bien es un instrumento útil, quizás su precio nos eche un poco para atrás, porque sería otro gasto más a añadir a toda la “lista de nacimiento”. Por esto y para asegurar su uso correcto, acompañado de sesiones de fisioterapia obstétrica, yo recomiendo acudir a un centro especializado, donde normalmente tienen este instrumento.

Si después de leer este texto te quedan preguntas, no dudes en ponerte en contacto conmigo…

Nos leemos en la próxima entrega, donde hablaremos del manejo del dolor del parto, y de la epidural. 

3 comentarios
  1. Amanda
    Amanda Dice:

    Lo siento Marta, pero no puedo estar más en desacuerdo con este artículo..
    Hay evidencia científica que dice que hacerse masaje perineal en el tercer trimestre de embarazo disminuye el riesgo de desgarros/episiotomías; pero a eso hay que sumarle muchos otros factores.. la elástina en la piel de la mujer, el peso del bebé, la posición del expulsivo (tumbada con piernas hacia arriba es la posición en la que más probabilidad hay de desgarrarse) y sin ninguna duda los pujos dirigidos.
    ¿Dónde pone aquí que la epidural multiplica los riesgos por 3 de episiotomías y partos instrumentales?

    No, no se deben practicar pujos ni “enseñar a pujar”, no es necesario introducirse globos en la vagina para “simular partos”, porque el parto implica muchas más cosas que “expulsar un bebé”; el parto es un baile de hormonas, sentimientos y sensaciones (además, el descenso del bebé tiene mucho más que ver con la pelvis de su madre que con su suelo pélvico)….

    Es interesante adquirir herramientas para llevar el dolor del parto, a eso nos dedicamos muchas matronas, a explicarlas; y si la mujer desea ponerse una epidural que lo haga.. pero bien informada de los efectos secundarios que puede tener.

    Un aparato que dilata la vagina no puede ser una “manera de demostrar que sabemos y podemos parir” es completamente absurdo!!
    Estamos más que capacitadas para gestar y parir, porque así estamos diseñadas, ¿qué será lo siguiente? ¿un fórceps para poder parir? madre mía…

    El Epi-no nunca va a reducir el riesgo de sufrir episiotomías ¿por qué? pues porque quien asiste el parto es la matrona o el ginecólogo y serán quienes decidirán si hacer o no una episiotomía.
    El mayor riesgo de sufrir una episiotomía es ir a un sitio donde tengan por costumbre realizarlas.
    ¿Y cuál es la mejor manera de prevenir una episiotomía? pues ir a unos buenos talleres preparto con una matrona que te informe de todo lo que tienes derecho a elegir en tu parto, una matrona que te explique fisiología del parto normal, posiciones, que te diga que lo más importante es que el parto es movimiento, dejarse llevar y confianza en una misma.
    Y sin duda alguna, elegir un lugar para dar a luz donde las matronas/gines tengan un indice de episiotomías realmente bajo (la OMS no justifica más de un 15%).

    Responder
  2. FeliFisio
    FeliFisio Dice:

    Hola Amanda, mi nombre es Felicidad,
    Gracias por aportar tu opinión, así es como se consigue el crecimiento. En primer lugar agradecerte el tiempo que has dedicado a leer el artículo.
    Entiendo que pueda haber opiniones diversas, y eso es lo que hace crecer un blog. Lo que he escrito aquí es mi opinión y lo que se hace desde la FT. Del masaje perineal hablé en la entrada anterior, y de los “riesgos” de la epidural en la siguiente. (están programadas, así que si no me equivoco saldrá mañana).
    Entiendo lo que dices, y es que en última instancia son las/os matronas/es, y las/os gines los que deciden qué hacer, pues son quien están con la mujer en el momento del parto. Y creo que ya lo dejé claro en la primera entrada de esta serie: https://masquefisioterapia.wordpress.com/2015/02/03/embarazada-preguntale-a-la-fisio-parte-i/
    De hecho, de eso es de lo que hablo con mis pacientes, que al final dependerá en gran medida del profesional que les toque, porque estamos de todo en todos lados, y de cómo se desarrolle el parto.
    Hablo de lo que conozco, y de las madres que me han contado su experiencia, sobre todo, las que deciden ponerse la epidural y pierden el reflejo de pujo, (porque recordemos, parir es un reflejo) y tienen que dirigírselos. Me cuentan que “no sabían empujar”. Ahí es cuando entra en juego el trabajo de transverso y el entrenamiento anterior. Creo que el Epi-No, es una herramienta útil, que está ahí, que es barata y que por lo tanto… ¿por qué no usarla? Existe evidencia de que el masaje disminuye el riesgo de episiotomia… y a veces se hace incluso con el masaje: ¿dejamos de usarlo entonces?
    Ni creo que el Epi-No sea la panacea, ni tampoco creo que haya que demonizarlo y decir que no sirve para nada. Esta ahí, y al final es la mujer quien decide si usarlo o no.
    Efectivamente, llevas razón en que la clave es una buena preparación, y es por ello que creo que el trabajo en equipo es la clave.

    Responder
  3. Maria
    Maria Dice:

    y yo mujer que ha parido hace muchos años, pienso………… todavía las profesionales están en el escalón de “este es mi territorio que no me lo toque nadie”, un poquito de amplitud de mente, de dejar paso a profesionales que aportan y ayudan, y sobre todo que el trabajo multidisciplinar sea una herramienta para hacernos parir con dignidad, porque Amanda, en mi caso te puedo asegurar que la dignidad se quedo en el baúl de los recuerdos y mis emociones muy dañadas como para repetir.
    Felicidad enhorabuena por dar una divulgación útil, eficaz, cercana y sin corporativismos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *