¿Embarazada? Pregúntale a la Fisio. Parte I

Esta es la primera entrada, de lo que pretende ser una serie que resumirá de forma escrita lo que explicaré en forma de Charla de Divulgación en la tienda granadina de “Esta por Mamá”.

Estas entradas están hechas con el fin de que las asistentes a la misma, puedan volver a recordar contenidos, incluso volver alguna imagen que con “la emoción del directo” no pudieron coger, o por si algo no quedó claro y necesitan preguntar. Pero también, las publico con el objetivo de que si alguna mujer embarazada necesita información, pueda acceder a ellas, siempre advirtiendo de que la información y recomendaciones que aquí aparezcan, no sustituyen la consulta con un/a fisioterapeuta experto/a.

¿Por qué Fisioterapia en el Embarazo, Parto y PostParto?

Aunque la fisioterapia obstétrica es un ámbito de la fisioterapia muy poco conocido, no por ello es menos importante. Tradicionalmente se nos ha relacionado con la recuperación de dolencias muy concretas: dolor de espalda, esguinces, lesiones deportivas… Pero ¿qué competencias tiene un/a fisioterapeuta?

Según la Ley 44/2003 de Ordenación de Profesiones Sanitarias (de aquí en adelante LOPS) “corresponde a los/as Fisioterapeutas la prestación de los cuidados propios de su disciplina a través de tratamiento con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones y discapacidades somáticas así como la prevención de las mismas”.

No hay que aclarar, que no se debe considerar el embarazo, el parto y el postparto como una enfermedad o una discapacidad, sino como una etapa más en el ciclo de la mujer. No obstante, si que podemos encontrar alguna complicación en este proceso, y es por ello que la prevención juega aquí un papel muy importante tanto para evitar lesiones, como para facilitar el proceso fisiológico.

Como ya dije en el artículo “En qué se parece un parto a la final del Mundial de Fútbol”, nos enfrentamos al momento en el que se van a producir una gran cantidad de cambios, en un periodo de tiempo relativamente corto. Es por ello que la probabilidad de sufrir alguna lesión es alta, y para evitar que ocurra, debemos prepararnos.

¿Por qué un/a fisioterapeuta?

Aunque pueda parecer que nos estamos metiendo en temas que son competencias de otros profesionales, (y que a veces nos lleva a tener algún que otro cnflicto), he de decir que la fisioterapia no pretende sustituir al resto de profesiones en su gran labor: matronas, enfermeros/as, ginecólogas/os…, sino más bien formar un equipo con ellas, para que entre todos consigamos el objetivo común: beneficiar a las madres (y a sus parejas) y a los bebés.

Desde la fisioterapia trabajamos músculos, corregimos postura, relajamos lo que está tenso, tonificamos lo que está débil, enseñamos ergonomía… Si esta tarea está más que asumida en el resto del cuerpo… ¿por qué no aplicarla a la fisiología femenina?

Como he dicho anteriormente, según la LOPS, tratamos mediante medios físicos y… ¿hay algo más físico que el movimiento? Y ¿no es la gestación y el parto el movimiento más importante que vamos a realizar en nuestra vida?

El/la fisioterapeuta preparará tu cuerpo, tus músculos y te acompañará en el camino para que sepas enfrentarte a la situación de un modo consciente y autónomo: te aconsejará para evitar lesiones, te guiará en los cuidados…

¿cómo lo hacemos? Eso es lo que vamos a descubrir a lo largo de las próximas entradas ¿nos acompañas?

Si quieres que te lleguen notificaciones a tu email, cuando publique las entradas, pulsa el botón “seguir” a la derecha… y siempre estarás al día! 😉

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] la actividad) Fue a partir de entonces, cuando colaboré en la tienda dando algunos talleres: ¿Embarazada? Preguntale a la Fisio y en su blog, con algun […]

  2. […] de seguir con la serie. Embarazada Pregúntale a la Fisio, os dejo una entrada de un blog de una Matrona, en el que explica en qué consiste concretamente la […]

  3. […] esta entrada, la tercera ya de la serie “¿Embarazada?. Pregúntale a la fisio”, vamos a hablar de otra de las herramientas que tenemos para reducir el riesgo de […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *