Si ayer estaba bien, ¿por qué ahora tengo dolor?

Si yo estaba bien… ¿por qué ahora tengo dolor? Seguro que algunos nos sentimos identificamos con esa frase porque en algún momento de nuestra vida la hemos pensado.

¿por qué tengo dolor?

Tu vida es una rutina diaria: te levantas a la misma hora, te vas a trabajar, vuelves, haces las tareas del hogar… un continuo de tareas que hacemos sin ser conscientes de nuestro cuerpo (se agacha, se levante, sube un brazo, coge peso…).

Hasta que un día comienza un dolor (cuello, hombro, lumbar…) que nos llama la atención con cierta frecuencia dentro de algunas de nuestras tareas. Es cuando comienzas a pensar que has podido hacer para producir ese cambio y no encuentras respuesta. -“Pero si yo estaba bien, he realizado lo de siempre, no ha cambiado nada, por qué ahora tengo dolor?”– Piensas

Nuestro cuerpo posee unas capacidades físicas básicas: fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad, cada uno las suyas, que fluctúan a lo largo de nuestra vida. En algunas ocasiones se elevan, por ejemplo, cuando realizamos durante un tiempo una actividad física o deporte. Pero en otras ocasiones se ven mermadas por motivos como el envejecimiento, el estilo de vida sedentario, el estrés… 

Cada día sometemos al cuerpo a una serie de actividades como trabajar, limpiar, correr detrás del autobús o subir la compra que ponen a prueba a nuestro cuerpo. Estas demandas físicas la mayor parte del tiempo son menores o iguales a nuestras capacidades por lo que podemos asumirlas y nos sentimos bien, sin dolor.

Pero ¿qué pasa si un día en que nuestras capacidades se ven disminuidas o aumentamos nuestras demandas?  En ese momento nuestro cuerpo se ve sobrepasado. Si es un hecho puntual en el tiempo puede que no haya consecuencias. Pero si mantenemos la situación es posible que comiencen a aparecer dolor y lesiones

¿Qué hacemos ahora? Es el momento de tomar las riendas de tu vida y buscar una solución. Quizás comience por pedir ayuda a un profesional de la salud para mejorar tus capacidades físicas o recuperarte de esa lesión. Tu cuerpo necesita ahora que lo cuides y lo pongas apunto para volver a subir tus capacidades.

Por otro lado, piensa que a veces creemos que podemos con todo y empezamos a asumir tareas sin delegar en nadie. Quizás puedas disminuir tus demandas y adecuarlas más a tu estado actual para poder mejorar tu salud. Busca de nuevo el equilibrio entre ambas para recuperarte pronto. 

No debemos olvidar que nuestro primer hogar es nuestro cuerpo. ¿Cuánto tiempo dedicamos  a cuidarlo como cuidamos de nuestra casa? ¿Qué haces para mejorarlo?

Dolor Referido de Hombro, tan real que parece de verdad.

Hoy quiero exponer un caso real de dolor de hombro muy cercano, tan cercano que el caso soy yo misma.

Hace unos días y tras una sesión de ejercicio en la que se comprometía bastante el hombro, me levanté con un dolor en la cara anterior del hombro derecho que me impedía casi todos los movimientos, pero sobre todo subir el brazo por encima de los 90º para alcanzar un plato del platero, peinarme.. y dormir sobre ese lado era toda una odisea.

Por el tipo de dolor que tenía, estaba segura que tenía una tendinitis en el bíceps. Siendo sincera, si una persona llega a la clínica y me cuenta esta sintomatología, hubiera apostado al 95% que tenía una tendinitis… ¡Y hubiera fallado!

Ese día fue un día fuerte en la clínica y no tuve demasiado tiempo para mirarlo, así que el dolor y la impotencia funcional fueron a más.
-¡Ya decía yo que había tardado mucho en lesionarme haciendo Crossfit, no vuelvo a pisar el box!- llegué a pensar.
Si el día no fue del todo bien, no quiero recordar la noche que pasé, pues a cada movimiento me despertaba por el dolor, así que a la mañana siguiente me levanté decidida a ponerle solución.
La perspectiva de mi propio dolor y su posible causa empezó a cambiar cuando al abrocharme el sujetador (que implica un movimiento de rotación interna de hombro), el dolor en la cara anterior del hombro aumentó considerablemente.
Lo primero que hice al llegar a la clínica fue hacerme una ecografía, y cuál fue mi sorpresa, que el tendón de mi bíceps y el resto del hombro estaban perfectamente.

                                            – Entonces, ¿por qué me duele tanto el hombro?– Pensé

Mi mente empezó a sospechar ya esa misma mañana que quizás la causa de lo que me pasaba no estaba en el mismo sitio donde tenía el dolor, sino que su causante estaba un poco más lejos y lo que tenía era un DOLOR REFERIDO. Y el músculo INFRAESPINOSO se convirtió en el principal sospechoso.

El INFRAESPINOSO es un músculo situado en la parte posterior del hombro, que se encarga junto a otros, de la rotación externa del hombro y de la estabilización de la articulación.

Localización anatómica del músculo infraespinoso

Volviendo al día antes de que empezara el dolor, el ejercicio que había estado haciendo implicaba repetir una posición de hombro un poco “rara” llamada “Posición de Rack”. En esta posición se hace flexión de hombro a 90º, con flexión casi completa de codo, de modo que la barra reposa sobre la cara anterior del hombro y las clavículas.

Posición de Rack

Esa posición, aparte de exigir buena flexibilidad, conlleva una separación de las escápulas y aducción del hombro. La repetición de este movimiento hizo que el infraespinoso se sobrecargara y aparecieran los famosos puntos gatillo.

¿Qué caracteriza a un punto gatillo? Que irradia dolor hacia zonas situadas a distancia y que este dolor aumenta con la presión sobre el punto, la contracción o el estiramiento del músculo afectado. Ahora todo tiene sentido:
1. El patrón de dolor referido del musculo infraespinoso es:

Dolor Referido Infraespinoso

2. En la flexión de hombro por encima de la cabeza, el manguito de los rotadores, entre los que está el infraespinoso, si activa para dar ESTABILIDAD al hombro. Por eso me dolía cuando intentaba alcanzar un plato del platero o colgar el abrigo en la percha.

3. Cuando hacía un movimiento de ROTACIÓN INTERNA, como abrocharme el sujetador, el músculo infraespinoso se estiraba, despertando de nuevo mi dolor.

El tratamiento fue tan sencillo como realizar punción seca en los puntos gatillo del infraespinoso y hacer un par de ejercicios de manguito de rotadores.

Y así fue como el dolor referido llego a parecerme una tendinitis, y como el razonamiento clínico me salvó de hacer un tratamiento incorrecto y alargar la lesión y me permitió volver a hacer deporte a los pocos días.

¿Dolor en el talón? Puede que tengas fascitis plantar.

Antes de empezar a hablar de fascitis plantar, primero es interesante que conozcas qué es la fascia plantar.

Como ya os contamos en este post, fascia, viene del latín y significa “banda que ata”. Es tejido conectivo grueso y resistente que te envuelve de la cabeza a los pies (incluyendo músculos, órganos, huesos, nervios…).

La fascia plantar se define como un tejido fibroso y elástico, que cubre la mayor parte de la planta del pie, y que se origina en el hueso del calcáneo (hueso del talón), hasta insertarse en la base de los metatarsianos (dedos). Se encarga de estabilizar y dar sostén a todo el conjunto del pie; articulaciones y arco plantar.

Fascitis plantar

Una de las patologías más frecuentes que se pueden encontrar en el pie es la fascitis plantar. Muchos profesionales defienden que esta patología representa el 15% de todas las lesiones del pie. Esta afectación se caracteriza por provocar dolor en la zona de la planta del pie, más comúnmente localizado en el área del hueso calcáneo. En ciertas ocasiones también puede ocasionar dolor en la zona interna del tobillo. La fascitis puede llegar a ser muy limitante en muchas de las actividades de la vida diaria.


Causas de la fascitis plantar

Hay varias causas o factores de riesgo por las cuales se puede producir fascitis plantar. Las más importantes son las siguientes:

  • Aumento de carga física o deportiva, o cambio repentino en la misma.
  • Alteración del arco plantar, ya esté aumentado o disminuido (pie cavo o pie plano).
  • Tensión o retracción del tendón de Aquiles, que es la unión de los músculos gemelos y soleo sobre el hueso calcáneo.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Obesidad o aumento de peso repentino.
  • Otros factores agravantes de esta patología (o incluso a veces iniciadores) son ciertas enfermedades reumáticas tales como la artritis, diabetes, cambios hormonales durante el embarazo, etc.

Sintomatología de la fascitis plantar

El síntoma predominante que conlleva esta lesión es el DOLOR. Más comúnmente, la zona de la planta del pie que presenta más dolor es el talón, aunque el dolor se puede extender por toda la planta del pie hacia los dedos, o incluso ascender hacia la zona interna del tobillo y el tendón de Aquiles. Se describe como un dolor sordo y agudo, pudiendo percibir pinchazos, más frecuentemente en el talón, o sensación de ardor. Muchos pacientes en clínica lo describen como “si pisase cristales”.

El dolor aparece normalmente al levantarse por la mañana, al incorporarse a estar de pie cuándo se ha estado sentado, o al inicio de la actividad física o deporte en cuestión. En muchas ocasiones llega a incapacitar totalmente la actividad deportiva. El dolor puede llegar a producir cojera, y aumenta al cargar el peso sobre el pie, por ejemplo, al subir o bajar escaleras.

Otros síntomas que puede llegar a provocar la fascitis plantar son una ligera hinchazón y enrojecimiento de la zona, pudiendo estar acompañado de un aumento de sensibilidad y tensión del pie.

Tratamiento de la fascitis plantar

El tratamiento de la fascitis plantar va dirigido fundamentalmente a la reducción del dolor, proporcionando elasticidad al tejido fascial y reduciendo la inflamación producida.

A parte del tratamiento fisioterapéutico propiamente dicho, si sospechamos de alguna alteración en la pisada, la ayuda de un podólogo puede ser de gran ayuda, con el objetivo de prevenir siguientes apariciones de esta patología.

Ahora bien, dentro del campo de la fisioterapia, utilizamos técnicas de terapia manual en la zona de la fascia y musculatura adyacente, técnicas de manipulación y movilización sobre las diferentes articulaciones del pie, y estiramientos manuales de la fascia plantar y de la musculatura que favorece la retracción de la fascia y punción seca en la misma. A su vez, la enseñanza por parte del fisioterapeuta y el aprendizaje por parte del paciente de autoejercicios es importante en el transcurso del tratamiento.

Para reducir la inflamación y acelerar el proceso de recuperación se aplican algunas formas de electroterapia y en el Centro de Fisioterapia Felicidad Rodríguez, acompañamos este tratamiento de INDIBA, la radiofrecuencia más eficaz del mercado.

Crossfit y Suelo Pélvico

Como ya confesé hace unos días por Instagram, llevo un poco más de un mes haciendo crossfit. Una fisioterapeuta de suelo pélvico haciendo deportes hipepresivos. ¡Que contradicción! ¿no?

Objetivamente no es una práctica deportiva que recomendaría a alguien con problemas de suelo pélvico, igual que no la recomendaría a alguien con un esguince de tobillo o cualquier otra lesión musculoesquelética sin tratar. Pero si mi suelo pélvico está sano la pregunta es ¿y por qué no?

Así que partimos de la base de que tengo un suelo pélvico sano y seguimos con la premisa de que quiero seguir teniéndolo: ¿cómo lo hago entonces? Leer más

Fisioterapia, otra forma de hacer Feminismo

Soy fisioterapeuta, mujer y feminista y os voy a contar algo: la fisioterapia es una manera de hacer feminismo.

Hace un tiempo me pidieron dar una Conferencia sobre Suelo Pélvico con Perspectiva de Género para unas Jornadas de Mujer y Salud que organizaba la Diputación de Granada y la empecé con la siguiente imagen:

                      ¿existe TenaMen?

Pregunté a las allí presentes, si pensaban que yo era una diosa del Photoshop y que la imagen estaba modificada o que Tena Men era la versión masculina de la famosísima Tena Lady…. Más del 80% respondió que la imagen estaba modificada, ¡y se equivocaron! Leer más

“Síndrome de la Espalda Fallida”

Esta mañana me he despertado con este enlace en una conversación de Whatsapp, de un amigo que me preguntaba qué opinaba:

http://www.ideal.es/granada/201706/19/reconocen-incapacidad-absoluta-sindrome-20170616142828.html

Por si no queréis leerlo completo, habla de un señor al que le reconocen la incapacidad absoluta por padecer el “síndrome de la Espalda fallida”. He de reconocer que lo primero que he hecho ha sido buscar en google qué es el “Síndrome de la Espalda Fallida” y ahí han empezado mis sorpresas:  Leer más

De Colaboraciones y Pilates

Un día, la vida pone en tu camino a personas que, aunque en ese momento no lo sepas, se convertirán en pilares importantes de tu vida.  Hoy, vengo a hablaros de una de ellas.

oti y yo

Leer más

Dia Mundial de la Fisioterapia: balance de mi año en el 2.0. La conciencia colectiva

Hoy hace exactamente un año que comenzaba mi andadura en el 2.0, consideré el Día Mundial de la Fisioterapia un motivo genial por el cual empezar a escribir.

Como bien dije en su día en esta entrada, un año después de empezar el camino, sería el momento de detenerse, mirar hacia atrás y evaluar mi andadura. Pues bien, si hago un repaso de las entradas publicadas hasta hoy, lo primero que puedo decir es que soy un poco floja a la hora de publicar. Aunque no lo parezca, detrás de cada entrada, hay horas de lecturas, esquemas, ideas… es más complicado de lo que parecía a simple vista. Eso me hace valorar mas, si cabe, a las personas que publican asiduamente, hoy más que nunca, les vuelvo a llamar FISIOCRACKS.

Haciendo un balance del año, me alegro como nunca me hubiera esperado, de haberme iniciado en este mundillo. Gracias a la necesidad de información, me puse a bucear por terrenos que para mí estaban inexplorados, y no solo encontré más conocimiento del que nunca conseguiré asumir, sino que me crucé con personas extraordinarias que tienen una visión de la Fisioterapia muy parecida a la mia.

Quizás, eso que criticaba (y critico) y que tan indignada me tenia en mi primera entrada: el individualismo y la competitividad en la Fisioterapia exista, ¡¡claro que existe!! Pero por otro lado me he encontrado con un grupo de personas que apuestan por la Colectividad y la identificación como Grupo. Solo hay que saber hacia qué lado quieres mirar, si centrarte en los malos compañeros que somos los fisioterapeutas, o por el contrario, quieres centrar la mirada en esa luz pequeñita que hay al final del túnel y luchar por que esa luz cada vez sea más grande.

En esta lucha está la Asociación Fisioterapia Sin Red, está haciendo lo que desde hace mucho tiempo debía haberse hecho: Unir a los colegas de profesión en una misma dirección, porque unidos somos más fuertes.

Además de FSR, está mi estimado Grupo de Facebook de Fisioterapia del Suelo Pélvico, un lugar de encuentro de las/os Fisioterapeutas que nos dedicamos a esto y otra fuente más de conocimiento colectivo. En el Congreso de Suelo Pélvico del año pasado, tuve la oportunidad de desvirtualizar a algunas de sus miembros y de descubrir hasta que punto congeniamos. ¡¡Ahora, ya estamos organizando otra quedada!!

Y por último, estaba mi crítica abierta al Colegio y a la falta de alguna actividad divulgativa con motivo del Dia Mundial de la Fisioterapia…:

Pues bien, a raíz de entrar en esto, contacté por Twitter con Elisa (@FisioMotera), una trabajadora incansable que nos reunió a unos cuantos intersados/as, para formar parte del Grupo Provincial de Granada. (Oti, Dani, Walter, Patri…, en aquel momento estaban también Loubna y Yoli)

Los Grupos Provinciales parecían una manera de acercar el Colegio a los/as Colegiados/as, y que no se viera este como una institución tan lejana.No digo que no tenga fallos, no digo que no sea mejorable, pero considero que se ha dado un paso más y que eso es digno de reconocimiento.

Desde aquí hago mi llamamiento personal a todas aquellas personas que critican el Colegio (y que conste que yo soy la primera), los Grupos Provinciales son una manera de participar mas o menos activamente y de moverse un poco por la Fisioterapia.No todo es sencillo, pero quizás, si todo el esfuerzo que invertimos en criticar, lo invirtiéramos en hacer algo, a todos/as nos iría un poco mejor.

Los grupos son abiertos y cambiantes, en Granada necesitamos gente, pero no tenemos la respuesta que nos gustaría… ¡¡os estamos esperando con los brazos abiertos!!

Fue a través del Grupo Provincial, como conseguí algo que me traía de cabeza: estar por fin en la calle el 8 de Septiembre, divulgando qué es lo que hacemos. El sábado pasado, estuvimos repartiendo esta información a pie de calle, con un sol de justicia y con unas cuantas horas de pie. Pero el esfuerzo mereció la pena, por fin algo se movía en este aspecto.

Pienso que queda mucho por pulir y por hacer, pero al menos el germen del cambie esta ahí, queda en nuestras manos (nunca mejor dicho), el mimarlo, cuidarlo, regarlo… para que un día, esta semilla sea un árbol tan grande como merece ser.

¿Somos Fisios o Empresarios?: Los fisios también comen.

Llevo meses sin actividad por aquí, una vez alguien me dijo que tener un blog es como tener un perro, que hay que cuidarlo y mimarlo para que no se muera. Si eso es cierto, mi perro debe de estar en las últimas, pero aquí estoy yo, intentando reanimarlo.

Estos últimos meses han sido meses de reflexión, dudas, crisis formativa y profesional, puntos de inflexión, de cambios… “Alguien” ha llegado y me ha dado una patada, sacándome, sin esperarlo de mi “zona de confort”. Pero bueno, dicen que fuera de esta zona está la “zona mágica”. Y aquí me encuentro ahora mismo, escribiendo desde la zona liminal entre el confort y la magia.

En estos momentos de reflexión, me he planteado lo que creo, que cualquier fisio autónomo, se ha planteado en algún punto de su vida profesional.

A mi me enseñaron a ser Fisioterapeuta (al menos, me dieron un titulo que me autorizaba a serlo), pero no me enseñaron a ser empresaria.

La gestión de tu propia clínica no es precisamente un camino de rosas, y quien se tira al barro debe saber que lo hace por vocación. Al final, son quebraderos de cabeza 24horas/día, 7 días a la semana, para terminar teniendo un sueldo igual (o inferior) a alguien empleado por cuenta ajena, que los viernes cierra la persiana y adiós muy buenas.

Evidentemente, tiene cosas muy buenas resumidas en: “mi casa, mis normas”. Trabajas como, cuanto y cuando quieres (que ya adelanto, suele ser mucho).

Pero lo importante hoy, es el CÓMO. Mucho se está hablando últimamente en las Redes Sociales, de qué es fisioterapia, qué es churriterapia, cómo estamos avanzando como profesionales de la salud, la práctica basada en la evidencia… y un largo etcétera. Esto es algo que me atrae, me tiene atenta a novedades, me anima a querer crecer, a actualizarme, y a intentar ser cada día mejor profesional.

Justo en este momento, creo que estoy empezando a encontrar mi camino en este aspecto, pero, aunque a veces me pierdo en cuanto a qué es y qué no es fisioterapia, hay algo que si tengo claro:

Mis Gastos Fijos en la Clínica:

Alquiler

Autónomo

Teléfono + Internet

Luz

Agua

Seguro de Responsabilidad Civil

Material Fungible

Actualización formativa

Y aquí viene mi planteamiento, cuando tu sabes que esos gastos están ahí todos los meses, TENGAS LOS PACIENTES QUE TENGAS, y entra una persona por la puerta diciéndote que quiere “sólo un masaje” o que viene para que “le pongas las corrientes” y que te va a pagar por ello… ¿qué hacéis?

Vamos a hablar claro, existen personas que aunque tu le hagas el mejor tratamiento que sepas, con la evidencia más actual, si al final no le haces eso que el/ella estaba esperando, se va como que le falta algo y posiblemente su percepción de mejoría se vea sesgada. (Me acaba de salir la vena antropóloga).

En este momento ¿qué prima más? ¿La satisfacción de la persona o nuestro criterio profesional?

Y aquí es donde yo me pregunto…. ¿somos sólo Fisioterapeutas o tenemos que tener un poco de vista comercial?

En mi opinión, y a riesgo de que me llueva una manta de críticas, considero que lo correcto es tener esa vista comercial, y al a vez educar a nuestros/as pacientes sobre lo que nosotros creemos que es mejor, para poder llegar a un punto intermedio. Porque seamos francos, si viene la típica paciente mayor, para la cual el mejor tratamiento del mundo y con el que mejor se siente, es con su calorcito en el cuello, y DESPUÉS DE HABERLA INFORMADO DE LA QUE CREEMOS QUE ES LA MEJOR OPCIÓN, ella sigue eligiendo la primera… ¿no la tratamos?

…El fisioterapeuta autónomo, ese ser extraño que también necesita comer…

 

PD: Esta entrada, tiene una mención especial para Oti (@OtiCalvente), por nuestras largas conversaciones sobre el tema.

 

Experiencia como Docente

He aquí la causa de mi desaparición del 2.0 estos meses…

Esto, sumado a algunos proyectos nuevos en la clínica y a una desconexión navideña ha hecho que deje este espacio un poco de lado. Tengo una entrada “al uso” en el tintero, pero no quería dejar pasar el tiempo sin reflexionar, en voz alta, sobre este fin de semana.

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, nos sorprendió hace unos meses con la iniciativa de los Grupos Provinciales. Siempre he sido (y seré) muy crítica con el Colegio, así que me sentí en la obligación moral de poner un poco de mi parte y dejar de “sacar el dedo acusador” (como bien dice mi compañera Oti (@OtiCalvente)) y ponerme a hacer algo.

Así que, algunas conversaciones telefónicas, “tuits”, y reuniones más tarde, surgía el #GPGranada, más tarde que el resto de las provincias, pero ahí estábamos: Oti (@OtiCalvente) , Loubna (@Loupi), Dani (@Danieltapia0), Patricia (@_PaTriCiKa_, Elisa (@Fisiomasaje), Walter y yo (@Feroir), dispuestos/as a hacer algo por la fisioterapia.

Después de un par de actividades, en una de esas reuniones que duran hasta las 11 de la noche de los viernes, no me preguntéis como, me engancharon para hacer una Sesión Clínica sobre el Tratamiento del Suelo Pélvico.

Esta fue mi cara

Imagen

Me entró el pánico y dije… –“¿¿YO?? ¿Y qué voy a decir yo?. Tengo que llenar 4h de sesión clínica, y hablar delante de 20 fisios, ¡¡y no lo he hecho en mi vida!! SOCORRO”

Me puse a leer, a buscar artículos, a hacer esquemas, discernir qué era lo básico y qué no… Cómo hacer para que no fuera aburrido, como transmitir mi pasión por esta pequeña parcela de la fisioterapia. He de reconocer que la presión que sentí, me abrumó bastante, pero ya me había comprometido a hacerlo.

Por si esto fuera poco, una semana antes de la fecha, se decisión ampliar las plazas debido a la alta demanda… y ¡¡el número de inscritos/as se duplicó!!

Además, a la actividad formativa se le sumó una actividad divulgativa para informar a la población qué es eso del Suelo Pélvico y cómo puede ayudar la Fisioterapia.La Charla Divulgativa no me supuso un problema extra, ya que había preparado una con anterioridad y solo me limité a corregir errores y a mejorarla un poco.

De la experiencia destaco la necesidad divulgativa de nuestra profesión en general y del Suelo Pélvico en particular. La asistencia y la participación con preguntas y debates durante la charla, dan buena cuenta de ello.

Desde aquí, agradecer al Ayuntamiento de Huétor Vega y a sus concejales/as, las facilidades que nos han dado a la hora de realizar las actividades.

En cuanto a la actividad formativa, al final me decanté por explicar algo de anatomía y fisiología del Suelo Pélvico, sus patologías más frecuentes, y sobre todo aclarar cómo hacer  una entrevista y una valoración y correcta del Suelo Pélvico. En esto centré también la parte práctica. Al final, asistieron 32 personas y se animaron a la práctica 8 valientes. Durante la tarde hubo bastantes preguntas, debates e intervenciones muy enriquecedoras. El feedback fue bastante positivo… ¡¡al menos no se me durmió nadie y eso que eran las 4 de la tarde!!

Bromas aparte,  creo que la respuesta por parte de los/as compañeros/as fue muy buena, que estuvieron ahí a pesar de ser la tarde de un sábado (y del buen tiempo que hacía). Hubo gente que se hizo muchos kilómetros para estar allí, cosa que agradezco tanto a nivel personal, como desde la parte que me toca como miembro del #GPGranada.

En esta respuesta, se puede interpretar lo que los colegiados llevamos pidiendo a gritos hace años: la descentralización del colegio, por lo que habría que seguir promoviendo y facilitando este tipo de actividades. Pues además, supone un lugar de encuentro entre profesionales.

Para terminar, hacer una mención especial al resto de miembros del Grupo, agradeciendo su esfuerzo, porque sin ellos/as, esto no hubiera sido posible.

¡¡GRACIAS!! 

Por fin he conseguido saber como subir el archivo, era tan fácil como enlazar a Dropbox, en el incluye la bibliografía. https://www.dropbox.com/s/tesxmnd3r1a6ykt/Sesi%C3%B3n%20Cl%C3%ADnica%20Definitivo1.pps