De Colaboraciones y Pilates

Un día, la vida pone en tu camino a personas que, aunque en ese momento no lo sepas, se convertirán en pilares importantes de tu vida.  Hoy, vengo a hablaros de una de ellas.

oti y yo

Conocí a Oti Calvente, cuando nuestras ganas de trabajar y el amor por la fisioterapia nos unieron en el Grupo Provincial del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía; en esa etapa descubrí su capacidad de resolución, su calma ante momentos de crisis, su eficiencia y su PROFESIONALIDAD. 

Por aquel entonces, yo ya tenía en mente mi proyecto de clínica y me moría por “ficharla” para el Pilates, porque no creo que haya nadie en Granada que ofrezca un mejor servicio, aunque ella tenía trabajo y yo aun no tenía la clínica. Pero el destino es muy caprichoso, y ha querido que yo empiece mi proyecto y ella una andadura profesional nueva al mismo tiempo, que hace compatible nuestra colaboración. (¡¡tomayá, tomayá!!).

Estará en el Centro de Fisioterapia y Osteopatía Felicidad Rodríguez los lunes y miércoles de 9.30 a 10.30 y 16.30 a 17.30

Así que sin más, os dejo con ella, que se ha animado a escribirnos algo sobre su especialidad: EL PILATES 

Toc, toc… Se puede? Con permiso, hoy me cuelo en este blog para hablaros de Pilates. Muchos habéis oído hablar de él y al escuchar esa palabra vuestro cerebro pensará “a sí, esa gimnasia para mujeres”  o “si si, respiración y estiramientos” o  “eso es para gente mayor”… los tópicos más frecuentes en los que cae la palabra pilates (algunos más AQUÍ ). Siento deciros que estáis confundidos/as.

Pilates es un método de entrenamiento  integral de cuerpo y mente. Su práctica de manera continuada tonifica la musculatura, mejorando la postura y aportando  además flexibilidad, equilibrio y coordinación, así como, reduce el estrés, mejora la concentración mental y fomenta un incremento en la sensación de bienestar.

Una clase de pilates es mucho más que la realización de una secuencia de ejercicios. Lo que lo enriquece y diferencia del resto son sus principios. A cada ejercicio hay que aunar:

  • Respiración, la primera y última acción muscular del ser humano.  En pilates buscaremos una respiración lateral que nos ayude a mantener la contracción abdominal mientras se realizan los ejercicios. Hay patrones respiratorios para los ejercicios que buscan que no te quedes sin aire, ni que lo contengas. La respiración ayuda a establecer un ritmo, influir en la activación de ciertos músculos, disminuir el estrés…
  • Concentración, mientras realizas pilates tu atención estará en tu cuerpo, en el movimiento a realizar y en la respiración. Sólo de esta manera mejorará tu técnica y avanzaras en tu nivel.
  • Centro de energía o “powerhouse”, así llamó Pilates a la musculatura zona abdominal, destacando entre ellos el transverso del abdomen. La activación adecuada de éste ayudará a conseguir una pelvis estable para poder mover columna, brazos y piernas con seguridad.
  • Control. Es necesario que cada ejercicio realizado se haga de manera consciente para que sea preciso y claro. Evitar errores, mantener una alineación adecuada, coordinación, equilibrio,  repeticiones con menos esfuerzo y sin una tensión muscular excesiva son objetivos a alcanzar con la práctica.
  • Precisión, la búsqueda del equilibrio entre la amplitud de movimiento y la activación muscular necesaria. Un ejercicio de pilates puede encontrarse en otras disciplinas, pero la forma de ejecutarlo marca la diferencia. Por eso la corrección es clave en una clase de pilates hasta lograr el aprendizaje correcto del ejercicio.
  • Fluidez de movimiento, es decir, una continuidad suave e ininterrumpida del movimiento, activación y sincronización de nuestra musculatura.

Gracias a la combinación de los ejercicios y los principios, el pilates nos aporta los siguientes beneficios:

  • Mejorar la alineación postural y reeduca los malos hábitos de estática y de movimiento
  • Aumenta nuestra capacidad pulmonar
  • Desarrolla equilibradamente la musculatura y fortalece en especial los músculos del abdomen y espalda
  • Proporciona fuerza, resistencia, coordinación y flexibilidad tanto al cuerpo como al carácter
  • Alivia los dolores musculares y articulares
  • Equilibra el sistema nervioso, calmando los estados de ansiedad y estrés. Hace  crecer la alegría, la autoestima y el bienestar general

Por todo esto, el pilates puede ser de utilidad para todas las personas (pacientes con dolencias físicas, embarazadas, postparto…)  siempre y cuando se adaptan los ejercicios a las características y necesidades de cada uno. Para poder disfrutar de este método en la “Clínica de fisioterapia y osteopatía Felicidad Rodriguez” contaremos con:

    1. Valoración previa, a través de la historia clínica y de una valoración física podemos establecer tus objetivos.

 

  • Clases privadas o semiprimadas (máx. 6 personas) para poder controlar y corregir cada uno de los ejercicios a cada uno de los asistentes. Solo de esta manera nos podremos asegurar la práctica correcta del método pilates.  Podrás elegir entre pilates suelo o pilates máquinas.

 

  1. Fisioterapeuta colegiado, en este caso, seré yo, Oti Calvente: cv oti

 

Bibliografía:

Alcazar, M. “Los 6 Tópicos más escuchados sobre el Pilates”, en blog Why not Pilates?, España (http://whynotpilates.net/2012/09/)

Alcazar, M. “Los 6 (+2) Principios del Método Pilates (l)” , en blog Why not Pilates?, España (http://whynotpilates.net/2014/10/24/los-6-2-principios-del-metodo-pilates/)

Isacowitz, R. y Clippinger K. “Anatomía del Pilates”, Madrid, Ediciones Tutor, S.A., 2011.

Martinez Ortiz, M.J. y Botella Brandt, G. “Doos Pilates”, primera edición, Barcelona, Editorial INDE, 2011.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *